FANDOM



Uchiha Shô es un ninja proveniente de Konohagakure no Sato, quien perdió la memoria tras un accidente y ahora cree ser Uchiha King, un personaje inventado por su subconsciente para olvidar su pasado.


Descripción psicológica

King es un chico transparente que de vez en cuando se deja llevar por sus instintos salvajes. Desde el momento en que nació, su gusto por la naturaleza ha sido tal que muchas veces prefiere dormir al aire libre que en una lujosa cama y su amor por los animales (sobre todo las aves) es tal que tiende a compararlas con casi todas las cosas. Inocente e ingenuo, desde que perdió la memoria éste factor se ha agudizado mucho más, porque ahora no conoce el mundo, pero tal y como un ave, está dispuesto a alzarse en vuelo y explorar, sin aceptar morir en una jaula.

Desde su primera pelea con Senyuri, despertó una parte dormida de su subconsciente, y algunas veces esa "parte" sale a la luz, separando al ingenuo y tranquilo King del frío y calculador Shô... Su verdadero "yo".

Entre sus gustos, se encuentran las aves, el cielo, la naturaleza y los animales. Y entre sus manías se puede resaltar: disculparse antes, durante o después de matar o robar; ponerse nervioso al hablar con mujeres; incomodarse cuando se acercan mucho a él (sea del género que sea).

Relaciones

~Ecstasy Sexuelle.

~Akashi Kurama.

~Hô Wazayami.

~King.

~Yuno Uchiha.

~Amon Senju.

~Hana Kuroyuri.

~Krey Nara.

~Anzic.

~Asahit Uchiha.

~Zed Tukusama.

~Raaku.

~Kez Sunazus.

~Inomi Yamanaka.

Trasfondo histórico

La noche era fría y espesa, la tormenta no parecía dar tregua y un diluvio se cernía sobre el bosque envuelto en la neblina más densa y profunda que jamás antes los shinobis de Konoha pudiesen haber presenciado, se encontraban en Kirigakure no Sato, colocándole fin a una misión. Lo que los ninjas de Konoha no se esperaban, es que la kunoichi Yuno Uchiha fuese a dar a luz ese preciso día, en ese preciso lugar, con esas precisas circunstancias. Tenía siete meses de embarazo, y aunque nadie pensó que fuese a ocurrir lo sucedido, tampoco estuvieron de acuerdo con que participase en la misión, por asuntos de salud, claramente, pero la Uchiha, con falta de presupuesto monetario para sus quehaceres cotidianos, decidía hacer las misiones para ganar algo de efectivo. Por supuesto jamás pensó que eso pudiese arriesgar la salud del hijo que llevaba en vientre, por eso era muy precavida y no tomaba riesgos, cosa innecesaria justo en ese momento.

El cielo se despedazaba, o eso parecía con el tambor de los truenos, y los shinobis creían que ese sería el último día de la tierra, que el mundo estaba por acabarse. Bajo un inmenso árbol los cinco ninjas reposaban sentados, Yuno estaba de espaldas al grueso tronco y con las piernas abiertas, mientras que frente a ella y de rodillas, una muy cercana amiga suya se encargaba del parto, no era ninja médico pero tenía conocimientos base. Por otro lado, tres shinobis se encontraban alrededor del árbol, formando un triángulo defensivo en lo que parecía ser una barrera, llevaban un buen rato en esa posición y el agua comenzaba a colarse, el chakra de los valerosos ninjas se iba drenando constantemente, pero observar en las afueras esos riachuelos de agua que se abrían paso por el camino boscoso, les hacían ganar fuerzas para seguir soportando la carga.

¿Cómo va lo de Yuno? –Dijo uno de los jóvenes que se encargaban de la barrera.– Si les soy sincero no puedo ver mis propias manos… –Y todos se tensaron, pues pasaba exactamente lo mismo con los demás compañeros de equipo, a excepción de Yuno y su amiga, quienes al estar en el centro todavía conservaban un pequeño punto de visibilidad, para Yuno era irrelevante, pero la médico necesitaba estar atenta a su comportamiento, contestó velozmente que no había de qué preocuparse y la situación se relajó un poco. Minutos más tarde la lluvia cesó mientras se hacía audible el llanto de un recién nacido, el hijo de Yuno había llegado al mundo.

El cielo se despejó lentamente y el sol se asomó, alejando la niebla brumosa. Las aves cantaban y un rayo de luz se filtró entre las hojas de las ramas humedecidas del árbol, todo parecía estar en paz, la médico siguió arrodillada, Yuno mantenía en sus brazos al recién nacido y los tres ninjas cayeron al suelo, agotados.

¿Me puedo unir a la fiesta? –De entre lo profundo del bosque una voz resonó con total claridad, sobre el lago de agua que inundó la zona, un sujeto marchaba a paso lento, sobre el agua, dando la sensación de que pudiese volar. – ¿O es imposible que un padre vea a su propio hijo? –Y por fin, se mostró la figura de Amon, el líder de Yami, el criminal que aparecía en el libro bingo de todos esos shinobis que ahora mismo presenciaban el lugar. Cuando Amon por fin se situó a menos de cinco metros del árbol, su sonrisa denotaba la excitación que sentía, era malévola y al conjunto de sus ojos… esos ojos fríos y sangrientos que enmudecían al más valiente, uno era ocupado por el Rinnegan y el otro por el majestuoso Mangekyō Sharingan Eterno.

¡Lárgate de aquí! –De inmediato uno de los ninjas del suelo, misteriosamente recuperó sus fuerzas y se colocó de pie, plantándole cara al propio Amon, como si no temiese por su vida.– ¿No crees que nos subestimas?, somos cinco shinobis de rango Jōnin, aunque cuatro de nosotros estamos debilitados, hasta tú deberías saber que fuimos clasificados para los ANBU, somos mayoría y podemos arrestarte en cualquier momento, vete y no pasará nada. –La voz del joven era temblorosa, buscaba palabrería y más para que Amon no decidiese atacarles, pero al parecer sus súplicas no dieron fruto de nada. Por otro lado, el resto del equipo perdió su coraje, en especial Yuno, quien abrazó frenéticamente al niño en sus brazos, mientras de sus ojos emergían lágrimas.

Tienes razón, soy un hombre sensato, cinco shinobis son mucho para mí… no podría manipularlos a los seis, sí, seis, porque omitieron a mi bello y preciado hijo, es por esta razón que los reduciré a uno. –Todos se erizaron y sus peores temores ocurrieron, raíces brotaron del suelo y atravesaron a todos y cada uno de los ninjas, a excepción del bebé. El valiente defensor del grupo, murió sin gritar, en su torso se clavaron cuatro puntiagudas raíces que le destrozaron internamente, la médico murió sin dolor, una espina le atravesó el cerebro en dos mitades, los otros dos ninjas fueron apresados por ramas que se enroscaron en sus cuerpos hasta destrozarlos, bañando el escenario en sangre, éstos fueron los que más gritaron. Y por último pero no menos importante, dos espinas atravesaron las piernas de la Uchiha, quien no gritó para no asustar a su bebé, Amon no podía atacarle directamente, podría dañar al niño que llevaba en brazos, probablemente la mujer sabía esto y por eso le siguió abrazando.

¡Espera! –Imploró.– ¡Déjame cuidarle, es mi hijo! –Pensó que hablaba en vano, pero sorpresivamente Amon reflexionó, el sujeto que se aprovechó de su juventud y luego de arrebatar su virginidad, trató como ramera. Luego de una corta charla, pactaron que Yuno no intervendría en la vida del niño de forma directa, pero le cuidaría desde las sombras hasta que llegase el momento de encararse, o hasta que Amon retorciese sus planes a beneficio propio…

Biografía (resumen de su vida)

Próximamente

Curiosidades

•Perdió el brazo izquierdo en una batalla contra King.

•Tras verse con el uso exclusivo de su derecha, aprendió a realizar sellos de mano con sólo ella, compensando la falta de su izquierda.

•Mató a su madre “accidentalmente”.

Ya que perdió el brazo izquierdo, se desconoce si puede seguir haciendo uso de su pacto Hebi. Recientemente se afirmó que no puede.

•Perdió la memoria y no recuerda absolutamente nada de su pasado.

•Desde que luchó por vez primera contra Senyuri, retornó sus recuerdos en una personalidad llamada Shô, su verdadero yo oculto.

•En un inicio invocabas serpientes, pero desde que perdió el brazo izquierdo con él se fue la invocación. Ahora invoca búhos, como su padre. Posee el pacto de invocación en el antebrazo derecho, su único antebrazo.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.